Victoria sobre la tentación

Los cristianos están llamados a volverse más y más a la imagen de Cristo, y no como la gente que vemos, por ejemplo, en la televisión. En 1 Pedro 1: 15-16 se nos ordena/manda que obedezcamos al amoroso llamado de que seamos como Cristo con estas palabras: “Sino como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda conversación. Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo” (Reina Valera 1909).

¿Me amas?

Juan 21: 15-17

Lectura adicional 1Corintios 13

El Señor no dijo: Simón, hijo de Jonás, ¿me temes? No dijo a Simón: ¿Me admiras? ¿Eres tú quién tan sólo me adoras?
Ni siquiera era una pregunta con respecto a su fe. El no dijo: Simón, hijo de Jonás, ¿tú crees en mí?
El hizo otra pregunta: «¿ME AMAS?»